Instrumentos de Navegación Antiguos

Brújula

Es un instrumento usado en la navegación para orientarse. Indica siempre el Norte y, por tanto, ayuda a los navegantes saber a donde tenían que dirigirse. Aunque se cree que fue descubierta por los chinos mucho antes, su uso se generalizó en Europa a partir del siglo XIII.
La brújula consiste en una aguja imantada que se mueve por efecto del magnetismo terrestre señalando Norte y Sur.

Sextante

El sextante es un instrumento que permite medir ángulos entre dos objetos tales como dos puntos de una costa o un astro -tradicionalmente, el Sol- y el horizonte. Conociendo la elevación del Sol y la hora del día se puede determinar la latitud a la que se encuentra el observador. Esta determinación se efectúa con bastante precisión mediante cálculos matemáticos sencillos de aplicar.
Este instrumento, que reemplazó al astrolabio por tener mayor precisión, ha sido durante varios siglos de gran importancia en la navegación marítima, inclusive en la navegación aérea también, hasta que en los últimos decenios del siglo XX se impusieron sistemas más modernos, sobre todo, la determinación de la posición mediante satélites. El nombre sextante proviene de la escala del instrumento, que abarca un ángulo de 60 grados, o sea, un sexto de un círculo completo.

Astrolabio

Este instrumentos utilizado en la navegación antiguamente que servía para conocer la distancia de las estrellas y su posición respecto de la Tierra. Ayudaba, por tanto, a determinar la posición del barco.
Por medio de ellos se podía también calcular la hora. Su método de funcionamiento se basa en los reflejos de las estrellas sobre su superficie.

Carta Náutica

Una carta náutica es una representación a escala de aguas navegables y regiones terrestres adjuntas.
Normalmente indica las profundidades del agua y las alturas del terreno, naturaleza del fondo, detalles de la costa incluyendo puertos, peligros a la navegación, localización de luces y otras ayudas a la navegación. Las cartas de navegación son instrumentos esenciales para la navegación náutica.
Tradicionalmente las cartas de navegación estaban impresas en papel pero recientemente se han desarrollado sistemas informáticos que permiten el almacenamiento y tratamiento de cartas náuticas con ordenadores.
Representar una esfera en una superficie plana tiene como consecuencia que haya cierta deformación de la realidad, ya que la esfera no puede desarrollarse de forma exacta en el plano.

Corredera

Antiguamente, cuando los barcos navegaban con vela, se utilizaba un rudimentario velocimetro, para medir la velocidad de los mismos. Este aparato de medida consistía en una pequeña barquilla de corredera atada a una cuerda, recogida en un rodillo, que presentaba en toda su longitud nudos a distancias iguales.

Ballestilla

Ilustración sobre el uso de la ballestilla tomada de Navegación Práctica por John Sellers, (1672).
La ballestilla es un instrumento de navegación antiguo utilizado para medir la altura del sol y otros astros sobre el horizonte con el fin de utilizar la información así obtenida en la navegación náutica.
Una descripción de la ballestilla que hizo un judío catalán llamado Levi ben Gerson en 13421 parece ser la noticia más antigua acerca de este instrumento.
La ballestilla es una vara de madera sobre la que se desliza una vara cruzada más pequeña. El marino aplicaba el ojo en un extremo del instrumento, dirigía éste hacia la estrella cuya posición quería medir y deslizaba la vara cruzada hasta que la parte inferior de ésta coincidía con el horizonte y la superior con la estrella. La altura de la estrella (ángulo que forma con el horizonte) se leía directamente en una graduación grabada en la vara principal.
Los marinos —sobre todo los españoles y los portugueses— usaban la ballestilla para determinar la latitud a la que se encontraban midiendo la altura de la estrella polar sobre el horizonte (la altura de Polares sobre el horizonte es una buena medida aproximada de la latitud)

Reloj de Arena

El reloj de arena es un instrumento mecánico que sirve para medir un determinado transcurso de tiempo, desde el momento en que la arena comienza a caer del receptáculo o bulbo superior al inferior, hasta que termina de hacerlo, y sólo requiere de la energía potencial de la gravedad para su funcionamiento.
Dado que el período que mide es fijo, aunque con ligeras variaciones, actualmente está en desuso, sustituyéndole el reloj de pulsera para conocer la hora, y el cronómetro para medir el tiempo preciso transcurrido entre dos sucesos.

Reloj de Agua

Los relojes de agua o clepsidras datan del antiguo Egipto y se usaban durante la noche, cuando los relojes de sol perdían su utilidad.
Los primeros relojes de agua consistieron en una vasija cerámica que contenía agua hasta cierto nivel, con un orificio en la base de un tamaño adecuado para asegurar la salida del líquido a una velocidad determinada y, por lo tanto, en un tiempo prefijado. El recipiente disponía en su interior de varias marcas de tal suerte que el nivel de agua indicaba los diferentes periodos, tanto diarios como nocturnos. Clepsidras, relojes de agua Egipcios - SPE



Otros...